Admisiones + Información
25 años de experiencia educativa

25 años de experiencia
educativa en Los Cabos

Maestros con Sentido Humano

Maestros con sentido humano

Aprendizaje de Vanguardia

Aprendizaje de vanguardia

Líderes que impactan al mundo

Líderes que impactan en el mundo

Sustentabilidad

Sustentabilidad

Actividades Vespertinas

Actividades Vespertinas

Orientacion Vocacional
Malala
Comunidad Vibrante

Comunidad que vibra


Coordinación de Inglés Preescolar y Primaria

El valor de una educación bilingüe y multicultural va más allá del lenguaje. Una educación bilingüe, en el contexto de una comunidad internacional dinámica, le dará a su hijo una profunda comprensión y respeto hacia otras culturas y formas de pensar. En la economía global de hoy, los que abrazan la diversidad de pensamiento tendrá una gran cantidad de oportunidades disponibles para ellos.

Investigaciones han demostrado que una educación bilingüe tiene muchos beneficios cognitivos, ya que el cerebro se desarrolla de manera diferente, estimulando una mayor flexibilidad mental, creatividad y originalidad de pensamiento. Los niños bilingües tienen la capacidad de ver cualquier problema, grande o pequeño, desde muchas perspectivas diferentes. Las palabras pueden tener varios significados; los problemas pueden tener soluciones múltiples, las situaciones pueden ser vistas desde varios puntos de vista. Cuando los niños piensan en dos idiomas, se pueden imaginar fácilmente más de una manera de lograr sus objetivos y más de una manera de acercarse a un dilema complejo.

Estas son algunas de las ventajas de tener una educación bilingüe:

Ser bilingüe ofrece a los niños una perspectiva global importante, y las habilidades y destrezas necesarias para participar.

Un niño bilingüe tiene un nivel más alto de flexibilidad mental y es más original. Él o ella será más divergente con su pensamiento y siempre tendrá dos o tres soluciones para un problema. Se ha demostrado que los niños bilingües muestran un mayor nivel de rendimiento académico entre los estudiantes. Ellos superan o al menos son iguales a los estudiantes monolingües y no hay efectos negativos se encuentran en el bilingüismo. El bilingüismo favorece el desarrollo de múltiples perspectivas sobre las personas y sobre las culturas.

Maria José Iguiniz
Coordinadora de Inglés de Preescolar y Primaria

Coordinación de Inglés Secundaria y Preparatoria

En nombre de todos los profesores de inglés, me gustaría presentar a ustedes el Departamento de Inglés del Centro Escolar Picacho McGregor. El idioma Inglés es el idioma más utilizado en los negocios en todo el mundo. Los estudiantes que hablan inglés tienen más posibilidades de tener éxito y sobresalir en su futuro.

En nuestro colegio uno de los objetivos fundamentales es: asegurarnos de que los alumnos tengan los más altos conocimientos del inglés. A

diferencia de otras escuelas, en Centro Escolar Picacho McGregor el inglés no se usa como segunda lengua. Los libros que sus hijos utilizan son de Estados Unidos, lo cual les permite tener una educación más parecida a un estudiante extranjero.

El departamento de inglés de la escuela establece metas altas para el colegio, los maestros y los alumnos, con el fin de que los alumnos aprendan inglés con el nivel más alto. Nuestros profesores son de Estados Unidos, Canadá, Alemania y Bélgica. Al graduarse los alumnos podrán conversar, leer, escribir y analizar con fluidez. Estarán listos para enfrentar y tener éxito en un mundo global donde el idioma Inglés es básico.

Atentamente,
Mr. Matthew McMahon
Coordinador de Inglés de Secundaria y Preparatoria



Himno McGregor

Nuestro
Himno

Conoce Nuestro Himno
Actividades Vespertinas

Actividades
vespertinas

Ver Actividades
Clases de Francés

Clases de
Francés

Más Información
Jardín

Nuestro
Jardín

Conoce Nuestro Jardín
Servicio Social

Servicio
Social

Más Información
Recursos Humanos | Trabaja con Nosotros

Trabaja con
Nosotros

Enviar CV
Comunidad Empresarial

Comunidad
Empresarial

Ver Empresas

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.” - Benjamin Franklin